Coaching de equipos

Destinado a empresas o equipos deportivos que quieren multiplicar su rendimiento.

El Coaching de Equipos no es asesoría ni terapia grupal. Se basa en la premisa de que un equipo de trabajo se convierte en un equipo de alto rendimiento a través de un proceso de reflexión y análisis tanto de sus fortalezas como de sus áreas de oportunidad.

El Coaching es una de las herramientas más potentes para preparar a las personas y los equipos hacia el empowerment efectivo mediante un proceso de acompañamiento más que un proceso de dirección.

Características y beneficios

Duración

Cada sesión depende de la duración normal de las reuniones de trabajo programadas por la entidad, a las cuales, al integrarse la intervención del Coaching de Equipos, suelen duplicarse en tiempo para lograr efectividad. Aunque cada caso es diferente, la recomendación es que los procesos vayan de 3 a 6/8 sesiones.

Número de participantes

Recomendable no exceder las 12 personas

Formato

Cada sesión de acompañamiento ha de ser preferiblemente presencial.

Cuando es recomendable solicitar el Coaching de Equipos.

  • Cuando el equipo está enfrentando una crisis que afecta sus resultados y la situación exige una reacción rápida.
  • Cuando el equipo tiene una situación de cambio extremo y se enfrenta a situaciones desconocidas que generan incertidumbre y afectan su desempeño.
  • Cuando se conforman equipos de proyecto a corto y mediano plazo.
  • Cuando hay fusiones de equipos con diferentes “culturas”.
  • Cuando se quiere que el equipo desarrolle sus competencias de alto desempeño en un plazo de tiempo corto.
  • En equipos gerenciales, juntas directivas que quieren optimizar sus procesos de comunicación y toma de decisiones.
  • En equipos que necesitan generar procesos creativos e innovar en productos o servicios

Principales beneficios del Coaching de Equipos:

  • Dar coaching efectivo a sus equipos acompañando el proceso en un rol que les permita desarrollar su talento colectivo plenamente.
  • Clarificar y alinear los roles y la responsabilidad de todos los miembros del equipo.
  • Desarrollar claros métodos de comunicación para la asignación y cumplimiento de tareas.
  • Practicar habilidades para dar y recibir retroalimentación.
  • Aprender y practicar nuevas maneras de planear, delegar y trabajar como equipo.
  • Desarrollar nuevas habilidades interpersonales y comprender lo que constituye verdaderamente el trabajo en equipo.

Todos para uno, uno para todos y todos para la meta